“Efecto Moreno”: por trabas a importaciones se multiplican los locales vacíos y el nivel de ocupación cae por primera vez en años

22/03/2012 Artículos de bazar, bijouterie, ropa y accesorios, electrónica, óptica y hasta artesanías. La muralla oficial que impide el ingreso de estos productos deja sin suficiente stock a los dueños de muchos comercios que se vieron obligados a bajar sus persianas. Zonas más afectadas y el actual escenario.

El denodado esfuerzo de Guillermo Moreno por limitar el ingreso de productos importados a la Argentina sigue generando consecuencias que van más allá del freno a la industria por ausencia de insumos.

Al reconocido faltante de productos electrónicos, componentes industriales y de la construcción e, incluso, medicamentos, ahora se sumó el inicio de una tendencia que va de la mano de la escasez de mercadería: los locales vacíos en las principales zonas comerciales.

Avenidas como Santa Fe, Corrientes, Pueyrredón, Córdoba, zonas de Belgrano y Caballito, y hasta la peatonal Florida muestran un número cada vez mayor de puntos de venta con las persianas bajas y los carteles de “Se Alquila”.

Comercios que hasta fines del año pasado ofrecían productos de bazar, indumentaria e hilados, bijouterie y, por supuesto, artefactos y repuestos tecnológicos, enfrentan la dura realidad de carecer de stock suficiente de artículos.

Además son presa de un combo que, en paralelo con el faltante de mercadería, adiciona otras cuestiones, como el aumento de los alquileres y la mayor cautela por parte del público, que debe enfrentar el incremento en el costo de las tarifas y servicios.

La suma de estos factores negativos, alertaron a iProfesional.com distintos especialistas del segmento inmobiliario, amenaza con derivar en un escenario nunca visto en esta última década:el de una baja de al menos 8 puntos en el nivel de ocupación de locales en la Ciudad de Buenos Aires.

“Hasta el año pasado el porcentaje de ocupación era de casi el 98%. Al ritmo que vamos, con las complicaciones en torno a la entrada de productos importados, este indicador va rumbo a caer al 90 por ciento en cuestión de meses”, alertó a este medio Miguel Grehan, director de la división Locales Comerciales de LJ Ramos.

“Los locales vacíos se están haciendo evidentes. Sobre avenida Santa Fe antes tenías que hacer recorridas durante distintos días para poder ubicar un punto libre. La realidad es que hoy no es raro encontrar varios espacios si uno camina algunas cuadras”, agregó.

Desde Adrián Mercado Gestión Inmobiliaria aportaron una mirada parecida: “Este fenómeno se va haciendo más palpable, sobre todo en avenida Santa Fe. Pero no es excluyente de esa única arteria”, indicó Eva Felice, broker de la consultora.

“En la zona de Once se está repitiendo el mismo cuadro. Esto habla a las claras de cuánto está afectando al comercio las trabas a la importación. Sucede que el bloqueo deja a los empresarios con muy poca mercadería para vender”, añadió.

En esa dirección, desde Adrián Mercado precisaron que muchos de los locales que dejaron de operar sobre la avenida Pueyrredón “se dedicaban a la comercialización de perfumería, electrónica y artículos de bazar. Justamente, líneas que son las más frenadas en la Aduana.

Fernando Ledo, gerente comercial de la inmobiliaria Bullrich, aseguró que la vacancia de locales también se está haciendo sentir en puntos de Caballito, como Acoyte y Rivadavia. También, en las avenidas Cabildo y Las Heras, de Belgrano y Barrio Norte.

“Al haber menos cantidad de productos, los primeros que cierran son los comercios ligados a ítems como los electrónicos o los textiles”, reafirmó.

De esta forma, los dueños de estos espacios comienzan a vivir en carne propia el presente tormentoso que ya afecta a los negocios que ofrecen marcas específicas de vanguardia, comoSony o Apple.

Hace escasos días, iProfesional.com reveló el cierre de tiendas que ofrecen productos de lacompañía de la manzanita en el interior de la Argentina, y la situación de incertidumbre en la que se ven inmersos los Sony Style que operan en la Ciudad de Buenos Aires (ver nota: Lenta “agonía” de Apple y Sony: por trabas a la importación casi no tienen productos y comenzó el cierre de locales).

Cierre por avenidas
“Era impensado, pero el fenómeno de cierres hoy se puede ver hasta en lugares como la peatonal Florida. Ahora recorrés menos de 10 cuadras y encontrás al menos dos carteles de ‘Se Alquila’“, aseguró Grehan.

A modo de ejemplo, Rodrigo Saldaña Toselli, de la inmobiliaria JT, detalló el caso de un local dedicado a la venta de prendas de esquí y alta montaña que cerró sus puertas a raíz de que el grueso de su stock venía del exterior.

“Hay una óptica en Santa Fe y Junín que trabaja hace 40 años. Está especializada en la venta de anteojos de alta calidad, todos importados de Alemania. Pero ahora el dueño tomó la determinación de dar un paso al costado, cansado de luchar para poder ingresar productos a la Argentina. Es el rubro en el que se venía desempeñando hace décadas y no pudo cambiar de actividad, por lo que decidió bajar las persianas en julio”, declaró.

En tanto, Adrián Mercado destacó a este medio el caso de la avenida Santa Fe como un lugar emblemático de los nuevos cierres “por tratarse de una arteria que basa casi todo su potencial de venta en la oferta de productos que vienen de afuera”.

“Para dar una idea de la complejidad del escenario, basta decir que en los locales sobre esa avenida incluso ya no se consiguen ni insumos para los artesanos. El componente básico para hacer, por ejemplo, una vela de parafina viene de afuera. Y hoy encontrar ese material es una rareza tanto en Santa Fe como en Once. Es algo insólito”, señaló.

El cierre de comercios también se hace evidente sobre la avenida Córdoba. Tras una recorrida,iProfesional.com pudo ubicar cuadras en las que había, al menos, dos locales vacíos por cada una de ellas. Específicamente, en el área que se extiende del otro lado de Scalabrini Ortiz, tradicionalmente ocupada por outlets y puntos de venta de indumentaria en general.

En el barrio de Belgrano, alrededor del espacio conocido como La Imprenta, el panorama es similar, al igual que sobre la avenida Corrientes, en el tramo comprendido entre las avenidas Callao y 9 de Julio.

“Ese vacío se observa incluso en esquinas estratégicas. Es algo cuanto menos llamativo. A la falta de mercadería se suma la indecisión de los potenciales nuevos inquilinos, que optan por demorar el alquiler ante la duda sobre si tendrán o no productos para vender una vez instalados”, expresó Grehan.

“No ingresan los productos, los alquileres son muy altos, vienen aumentos de todo tipo y losclientes postergan sus decisiones de compra por el mayor presupuesto familiar que deben afrontar. El resultado de esta combinación se ve reflejado en la mayor vacancia de espacios comerciales”, aseguró Grehan.

El peso de los alquileres
El menor abastecimiento y la actitud más cautelosa de los consumidores no se constituyen en un freno a la hora de renegociar los contratos de alquileres.

“Los valores actuales muestran un alza del 20% este año y no todos los comercios los pueden llegar a solventar”, sostuvo a iProfesional.com Diego Migliorisi, socio gerente de Migliorisi Propiedades.

“Si un comercio no tiene variedad de mercadería, no puede vender y se le cae la facturación”, recalcó.

¿Qué valores de renta se manejan en la actualidad? Para responder a este interrogante este medio consultó a expertos, que dieron cuenta de las siguientes cifras:
•Avenida Santa Fe, entre Pueyrredón y Scalabrini Ortiz: entre u$s50 y u$s80 dólares por metro cuadrado.
•Avenida Rivadavia, altura Acoyte: u$s40 a u$s80.
•Avenida Santa Fe, entre Callao y Pueyrredón: u$s40 a u$s70.
•Avenida Cabildo: u$s30 a u$s70.
•Avenida Corrientes, entre Pueyrredón y Scalabrini Ortiz: u$s30 a u$s70.

Aumentos extra
Adrián Mercado mencionó que a este complejo escenario que enfrentan quienes alquilan un espacio comercial también hay que sumarle “los aumentos que muchos propietarios fijan cada seis meses”.

“Algunos dueños vienen aplicando una especie de indexación semestral. Se pactan aumentos. Yeso encarece quizá hasta un 10% anual el valor del alquiler acordado. Muchos firman contratos por tres años. Por ende, la carga se vuelve tremendamente grande con el correr de los meses”, agregó.

Grehan, de LJ Ramos, se refirió a estos incrementos como “retoques” y destacó que cuando la actividad económica se enfría, enfrentarlos se hace más cuesta arriba. Más aun si se dispone de un menor stock de mercadería.

Miguel Altgelt, titular de M. Altgelt Negocios Inmobiliarios, subrayó que las trabas a la importación “seguirán ganando protagonismo en el mercado locativo y, de no haber cambios en las políticas oficiales, se irán cobrando nuevas víctimas”.

Al igual que Altgelt, la mayoría de los expertos consultados prevén que el “efecto Moreno” traerá más dolores de cabeza y deparará sorpresas poco felices a lo largo de los meses venideros.

http://negocios.iprofesional.com/notas/133282-Efecto-Moreno-por-trabas-a-importaciones-se-multiplican-los-locales-vacos-y-el-nivel-de-ocupacin-cae-por-primera-vez-en-aos