Avanza un desarrollo urbano en la formación Vaca Muerta 18/07/2014

Ubicado en un terreno de 75 ha, en el valle de Añelo, entre la Ruta Provincial 17 y el río Neuquén, se desarrolla La Forestada, un barrio abierto que prevé duplicar la población actual de la ciudad.

La Forestada es un barrio abierto ubicado a 3 minutos del centro urbano de Añelo, a 100 km de la ciudad de Neuquén, a 80 km de Cutral Có, próximo al complejo turístico de los embalses Mari Menuco-Los Barriales y a la zona de producción vitivinícola de San Patricio del Chañar. Es  un conjunto de lotes de grandes dimensiones distribuidos en 14 manzanas que se desarrollará en tres etapas. El desarrollo está a cargo de Surcons S.A y el proyecto urbanístico es de IAG Arquitectos.

El nuevo parcelado urbano se organiza en cuatro zonas de diversos usos permitidos creando una sinergia entre sí. En pos de preservar la ciudad abierta y de baja densidad, se establecieron indicadores urbanísticos, con retiros de frente, laterales, de fondo y cercos vivos como límites entre los lotes.  Un eje central –Boulevard Macondo, espacio verde de gran dimensión con vistas al paisaje natural de barda y río- articula el barrio de norte a sur, vinculando el acceso en la ruta con el río Neuquén.

“El plan estratégico surge de la necesidad concreta de contar con un lugar de descanso y vivienda cercano a la zona de mayor producción petrolera de la región. Proyectamos un barrio abierto que se integra a la trama urbana, con lotes con frente mínimo de 18 metros, que van desde los 540 m2 en la zona residencial hasta los 1.100 m2, en el área comercial”, comenta Adrián Ibarroule, director de IAG Arquitectos.

Sobre la ruta, el corredor comercial, donde ya se está proyectando un hotel de 100 habitaciones de cadena internacional, se dispone de manera abierta para satisfacer la demanda de servicios. El diseño sinuoso de las calles longitudinales asegura una circulación vehicular a baja velocidad que favorece la armonía del entorno. “Se diseñaron veredas muy amplias, con acequias para preservar la vegetación que tenía el sitio, afectado anteriormente a la forestación, logrando que la urbanización cuente con arbolado urbano natural”, indica Ibarroule.

Las obras de infraestructura comenzaron con la apertura de calles y están en marcha los trabajos para el alumbrado, el suministro de luz, el agua, el gas y la red cloacal. El contador Norberto Celoria, gerente Comercial de Surcons comenta: “En breve comienza un complejo de viviendas y sobre los lotes, que dan a la ruta, se iniciarán las obras para la instalación de comercios y empresas regionales y nacionales.

fuente: http://www.areas-digital.com.ar/nota.php?id=23520