Vecinos celebran la quita de las barreras pero les preocupa qué habrá debajo ( La Nación)