Se impone el canje de terreno por metro cuadrado de construcción