Se estima un 12% de alza promedio en el precio de las viviendas