Salto del “blue” mata ladrillo: se derrumban las operaciones y las inmobiliarias manifiestan qué cotización “ayudaría”