Crece la cantidad de departamentos en venta, mientras cae la oferta de alquileres