Negocio inmobiliario y una crisis histórica: hay récord de viviendas a la venta y pocos compradores