Este barrio porteño es uno de los más codiciados del mercado inmobiliario: hay demanda y buenos precios