El ‘real estate’, un sector al alza y con viento de cola