El mercado inmobiliario también encuentra su espacio en los NFT