El mercado inmobiliario, en riesgo de ralentización por la inflación y la guerra en Ucrania