El desconocimiento del precio, es uno de los miedos inmobiliarios