14.08.2012 | El mercado inmobiliario se adapta bien a los nuevos requerimientos

 

 

Martilleros aseguran que el 50% de las compra-ventas ya se hacen en pesos

Así lo consideraron los operadores del mercado. Las propiedades a estrenar están pesificadas “entre un 80 y un 100%”, mientras que los usados, casi en un 50 por ciento. Los  precios de las propiedades se mantienen “estables”.

Con el horizonte puesto en la pesificación total de las operaciones inmobiliarias a partir del primero de noviembre, a esta altura del año el 80% de los inmuebles nuevos se comercializa en pesos y el 50% de las propiedades usadas se transaccionan también en moneda nacional, según contaron ayer a Tiempo Argentino operadores del mercado. Las fuentes destacaron la tendencia “ascendente” de la pesificación de las operaciones con usados.
Diego Migliorisi, titular de Migliorisi Inmobiliaria, aseveró que la mitad de las operaciones de inmuebles usados ya se comercializan en moneda nacional y destacó que los propietarios “poco a poco” van modificando su postura originalmente reacia a vender en pesos: “Antes estaban aferrados al dólar pero se van acoplando a la nueva realidad”, señaló el empresario. Así, los usados siguen el camino de los inmuebles a estrenar, que para Migliorisi “están pesificados en el 80% de los casos”.
Al brindar un nuevo detalle del proceso actual, Migliorisi destacó que existe buena oferta de edificios a estrenar en cuotas fijas, lo que “le abre la puerta a mucha gente que antes con el mercado dolarizado no podía comprar”.
Los consultados por Tiempo coincidieron en señalar que los precios se mantienen en parámetros normales y que la demanda se vuelca cada vez más “al ladrillo” como refugio de ahorro. Según Mario Korn, de Korn Propiedades, los inmuebles de estreno “están todos pesificados”. El empresario coincidió con Migliorisi sobre la pesificación de los usados, aunque reconoció que todavía hay dueños que no aceptan la nueva modalidad operatoria y eligen retirar del mercado sus propiedades, si bien planteó que “el mercado va paulatinamente hacia la aceptación de las nuevas reglas”. Mariano Galeazza, gerente de Operaciones del grupo desarrollador Monarca, aportó que “desde la perspectiva del desarrollador, la pesificación afecta en poco”, y agrega que apareció un nuevo tipo de inversor: “el que busca cambiar sus pesos por ladrillos” para resguardar el valor de su capital. Para Lucas Zalcwas, CEO de L6 Developers, “la demanda del negocio no se detuvo en absoluto”, ya que “no existe ningún riesgo en pesificar”, según dijo.
“Vender en pesos es sincerar una situación real”, consideró por su parte Carlos Molinari, presidente de Real Estate Investments Fiduciaria, y añadió que “si se toman las decisiones correctas, vemos un gran potencial para invertir y para dinamizar el mercado” a partir del nuevo escenario.
El operador Rodrigo Fernández Prieto señaló que la demanda en pesos “es una realidad en el mercado inmobiliario”, y abogó por seguir vendiendo en moneda nacional para “mantener nuestras obras en desarrollo”. Finalmente, para Francisco Altgelt, de Altgelt Negocios Inmobiliarios, los nuevos desarrollos son los que más aprovecharon la pesificación: “tienen la posibilidad de ofrecer alternativas de inversión 100% en pesos”. El empresario lamentó no obstante que “muchos propietarios evalúan la alternativa de alquilar”.  «

http://tiempo.infonews.com/2012/08/14/argentina-83457-martilleros-aseguran-que-el-50-de-las-compra-ventas-ya-se-hacen-en-pesos.php