" /> Trucos para tener tu casa limpia con poco esfuerzo -

Trucos para tener tu casa limpia con poco esfuerzo

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir
Autor:@Lucía Martín(colaborador de idealista news)

Es hora de dar un repaso general a la vivienda y te dan escalofríos: que no cunda el pánico, si sigues estos consejos conseguirás dejar la casa como los chorros de oro y con poco esfuerzo. Resumimos unos trucos para dejar impoluta tu casa o segunda residencia, desde los suelos hasta los cristales, pasando por los muebles, la tapicería o las lámparas:

  • Suelos que brillan: si es madera o laminado, límpialos a fondo antes de abrillantarlos con productos adecuados para ellos. Para las baldosas de barro, cerámica, granito y mármol, pizarra, etc, puedes usar jabón negro al aceite de lino. Utilízalo mezclando 2 tapones en 5 litros de agua. El jabón limpia y el aceite nutre y abrillanta. Como no genera espuma, no tendrás que aclarar después.
  • Muebles de madera: si son antiguos y están barnizados, utiliza un trapo atrapapolvo. No es buena idea mojarlos porque hay que evitar que el barniz entre en contacto con el agua, así los mantendrás en buen estado durante más tiempo. El resto de muebles puede limpiarse con un detergente neutro. Ojo: los muebles de la terraza estarán más sucios, pero quedarán perfectos, y con poco esfuerzo, con un limpiador nanotecnológico.
  • Cristales y persianas: ya sabemos que la limpieza de los cristales lleva su tiempo, pero con estos consejos, ahorrarás mucho esfuerzo. Lo primero, hazte con una regleta limpiacristales de 45 cm. ¿Con qué limpias? Mezcla dos litros de agua destilada, uno de amoniaco y 1 de alcohol de quemar. Para las persianas va bien el detergente en agua templada.
  • Cortinas y estores: lo más fácil para las cortinas es meterlas en la lavadora. Ojo con ponerlas con agua caliente si son de colores. Si quieres evitarte el planchado, lo mejor es colgarlas mientras están mojadas. Si tenemos estores de varillas, saca las varillas, quita las cuerdas y a la lavadora también. Si por un casual tienes estores o paneles japoneses y tienen manchas, prueba a borrarlos con una goma de borrar.
  • Tapicerías: si son de tela, mezcla tres litros de agua templada y un vaso de amoníaco con detergente. Tendrás que ir frotando con un cepillo suave y después, deberás dejar secar al aire. Si la tapicería tiene manchas, tendrás que echar mano de un limpiador especial.
  • Lámparas: las de techo se limpian bien con un plumero telescópico que se pueda doblar. En la cocina deberás limpiarlas con quitagrasas y agua caliente. Seca muy bien después y espera una hora antes de volverla a encender. Las bombillas de la casa se pueden limpiar con una mezcla de alcohol, agua destilada y amoniaco, al igual que sucedía con los cristales.
  • Azulejos y muebles de cocina: lo mejor es preparar un desengrasante casero con 3,5 litros de agua, 1 taza de vinagre blanco, 4 cucharadas de bicarbonato y media taza de amoniaco. Vaporiza esto por las superficies, frota con un estropajo suave y aclara con agua templada. Seca después.
  • Mampara del baño: en vez de utilizar el detergente habitual, echa mano de un limpiador desincrustante y anticorrosivo. Para quitar el moho negro de la silicona, hazte con un antimoho profesional. Para limpiar la mampara, mezcla dos partes de agua con dos de vinagre blanco. Vaporiza la mezcla, deja actuar durante 20 minutos y frota después con un estropajo suave. Para un mejor resultado final, seca después con papel de cocina.