" /> Los brokers inmobiliarios buscan adaptarse a las nuevas condiciones del mercado |

Los brokers inmobiliarios buscan adaptarse a las nuevas condiciones del mercado

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Real Estate
Los brokers inmobiliarios buscan adaptarse a las nuevas condiciones del mercado
28-06-2018 Tras la devaluación, mucha gente que estaba por cerrar la compra de un inmueble con crédito tuvo que suspender la operación. Cómo está el mercado

probación del crédito de u$s50.000 millones por parte del Fondo Monetario Internacional, la reclasificación de la Argentina como mercado emergente y los cambios en el gabinete económico impacta en las decisiones empresarias.

Con un dólar aún muy volátil y nuevas metas inflacionarias obligadas por la coyuntura nacional, los principales brokers inmobiliarios tienen que barajar y dar de nuevo.

Sobre la influencia que han tenido los vaivenes económicos en el cierre de operaciones, los brokers tienen opiniones diversas. Algunos de ellos señalan que los deals más afectados son los atados a créditos hipotecarios. Otros, más optimistas, resaltan la fortaleza de un sector acostumbrado a la inestabilidad, según BAE.

En este último grupo se encuentra Francisco Altgelt, vicepresidente de Altgelt Negocios Inmobiliarios, para quien “las operaciones que se cierran se hacen sin cambios salvo excepciones. Incluso se siguen firmando boletos”.

Por su parte Oscar Puebla, CEO de Puebla Inmobiliaria, sostiene que “con respecto a las operaciones con los créditos UVA, nuestros clientes siguieron adelante. Se entiende que esto es una coyuntura temporal y que el mercado inmobiliario es a largo plazo.

La experiencia marca que el valor de los inmuebles siempre superó las mejores expectativas. Sólo hace falta mirar los precios del mercado diez años atrás: quien compró un departamento usado de 2 ambientes en San Telmo pagó u$s1.100 por metros cuadrado. Hoy el mismo departamento se encuentra en u$s2.200. El ahorro en ladrillos es siempre una buena opción para la mayoría de la gente”.

Tomás Montoreano, vicepresidente de FAM Inmobiliaria, señaló que “en el mercado de usados las operaciones se están cerrando igual que siempre, en dólares, ya que las mismas están dolarizadas hace más de 50 años, aun habiendo atravesado todo tipo de crisis realmente graves a lo largo de estas décadas. Los que compraron con crédito bancario son los que se vieron más afectados por el momento”.
Tomás Seeber, director de la inmobiliaria RG Montes, es un poco menos optimista y sostiene que “se están cerrando operaciones con mucho más trabajo que antes. Este escenario de volatilidad e incertidumbre en el valor real del dólar hizo que sobre todo la demanda, que hasta hace sesenta días era constante y creciente, se muestre más cauta a la hora de resolver operaciones y en algunos casos un poco más agresiva en las ofertas que realiza.

El problema radica en que los propietarios no están dispuestos a resignar valor y el trabajo está en cómo achicar esa brecha.

Operaciones que antes se cerraban en dos o tres reuniones y en quince días de trabajo entre reserva inicial y reserva conformada, hoy demoran el doble o más y nos obliga a hacer una exhaustiva ingeniería respecto al precio y costos de cada operación

Te puede interesarHipotecarios: por la suba del dólar la mayoría de los nuevos compradores se bajaron
En la misma línea se encuentra Diego Migliorisi, socio gerente de Migliorisi Propiedades, para quien las operaciones se están cerrando “con mucho esfuerzo y negociación”.

Por su lado, Mariano Oppel, presidente de Oppel Inmobiliaria, es tajante. “El menor movimiento resulta evidente y la disminución de las solicitudes de créditos se hacen sentir. En su mayoría, el cambio de condiciones ha hecho imposible para muchos, el acceso a la propiedad, aun pidiendo crédito. Este cambio de condiciones, con nuevo tipo de cambio, generó muchos replanteos y caída de operaciones. Casi el 40% de los que compraban con crédito ya otorgado, propiedad reservada y precio acordado, no lo pudieron concretar”.

Los brokers se mantienen optimistas e insisten en la idea de que la inestabilidad es momentánea y que mejorará en el futuro. Para Altgelt, por ejemplo, “las operaciones que estaban cerradas siguieron su curso. Y no se han caído por la devaluación del dólar. Sí vemos un menor número de consultas y de visitas. También lo notamos en los proyectos a estrenar. Se enfrió el interés de la gente. De todos modos creemos que es momentáneo”.

Migliorisi, por su parte, afirma que “las operaciones en efectivo no se cayeron. En el caso de las compras con créditos algunas desistieron, otras se renegociaron. Los bancos no ayudaron ni a extender los plazos ni han aumentado el préstamo”.

Seeber coincide con el resto de sus colegas en que las operaciones más afectadas han sido las atadas a créditos hipotecarios y agrega que “las operaciones que no dependían de un otorgamiento de crédito se hicieron más complejas, pero en la mayoría de los casos, se terminan cerrando”.

El mercado inmobiliario argentino, en constante movimiento, obliga a los brokers a actualizar sus estrategias para retener compradores y vendedores. En este punto hay casi unanimidad de criterios en que la comunicación y el acompañamiento del cliente es fundamental y el asesoramiento del experto hace muchas veces la diferencia.

En ese sentido, Altgelt señala que la estrategia de su empresa radica en “tener un contacto fluido con las dos partes. La gente tiene que sentirse contenida y acompañada. No hay otra opción. Nosotros tenemos al menos una comunicación mensual con nuestros propietarios. Creemos que es importante que sepan cómo vemos el mercado y en el caso de sugerir algún cambio lo conversamos con el cliente. Respecto a los compradores, lo mismo. Quien nos dejó una reserva necesita de nosotros una comunicación constante. En ambos casos nos manejamos mucho por Whatsapp que es la manera más inmediata de comunicarnos”.

En el caso de Puebla, su CEO sostiene que “sin duda en estas épocas de dólar cambiante se pueden generar buenas oportunidades de compra y venta. Sobre todo de aquellos inmuebles donde los propietarios necesitan el dinero cash para otros productos que hoy se ven restringidos por el crédito más caro. Nuestros clientes saben que los dólares en el colchón no producen ningún resultado, por eso trabajamos en lograr los mejores precios de oportunidad en la compra”.

Para Migliorisi, “la realidad está sobre cualquier estrategia. Pero hay una percepción en el mercado de que todo se va regularizar en muy poco tiempo. Son etapas de acomodamiento y en estas etapas es normal que exista un silencio”.
391781
Desde RG Montes insisten en la idea de que “la mejor estrategia es el trabajo. Estamos redoblando esfuerzos para que ambas partes entiendan el nuevo escenario y el impacto en nuestro sector. Si vamos a las operaciones en sí, antes de este panorama, en el 80% de los casos, no era necesario juntar a las partes para resolver una operación ya que las diferencias se dirimían en forma bastante rápida y efectiva. A partir de ahora, esa reunión es necesaria y resulta casi siempre muy positiva”.

Por último, para Oppel “es importante ser extremadamente realista con los precios, realizar tasaciones serias sin aplicarle voluntarismo, deseos o necesidades personales, ni exceso de expectativas”.

Fuente : http://www.iprofesional.com/notas/270667-acciones-bancos-departamentos-inmobiliaria-crisis-venta-inmuebles-hipotecario-compra-venta-broker-otros-Los-brokers-inmobiliarios-buscan-adaptarse-a-las-nuevas-condiciones-del-mercado