" /> El crédito hipotecario representa cerca del 30% de las operaciones de compra de inmuebles (Telam ) |

El crédito hipotecario representa cerca del 30% de las operaciones de compra de inmuebles (Telam )

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

La toma de créditos representa alrededor de 30% de las concreciones de operaciones en el caso de viviendas usadas, de acuerdo con evaluaciones de especialistas del sector, consultados por Télam.

Mariano Oppel, presidente de Oppel Inmuebles, dijo a Télam que es notoria la motorización que generó el crédito hipotecario en el inmueble usado y apuntó que “cerca del 30% de las concreciones provienen de esta modalidad”.

Por su parte, Francisco Altgelt, socio de Altgelt Negocios Inmobiliarios, consideró que ‘’se ve en la gente un mayor entusiasmo, sobre todo en las consultas de los créditos hipotecarios’’.

Las propiedades que son a estrenar, en su mayoría no tienen la escritura aún o no aplican para los créditos hipotecarios por lo tanto, lo que más se mueve por estos días ‘’son los usados’’ comentó Altgelt.

‘’Hoy resulta más accesible pagar la cuota de un crédito que de un desarrollo en pozo y, los que son desarrollos en pozo aplican más para alguien que blanqueó dinero’’, aseguró.

Por su parte, el presidente del Centro de Corredores Inmobiliarios, Armando Pepe, recordó que “en 2016 con respecto a 2015 crecieron 20,8% las operaciones en Capital Federal, y lo interesante es que de esa cantidad de operaciones el 13,5% se hicieron con créditos hipotecarios”.

Según datos del Colegio de Escribanos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en marzo las escrituras de compraventa inmobiliaria en la Ciudad crecieron 43,7% interanual y el uso de crédito hipotecario en las transacciones se incrementó un 130% interanual.

Las transacciones con crédito hipotecario en la Ciudad, en marzo, representaron el 20,4% del total, frente a 12,8% de un año antes.

Pepe dijo que “hoy hay mucha gente con crédito bajo el brazo que están recorriendo inmobiliarias y edificios tratando de encontrar el departamento que les gusta. Los créditos están funcionando bien, el problema es la lentitud de los aparatos comerciales de los bancos”.

“Están demorando, desde el momento que la persona va, tres semanas para hacerle la precalificación, luego mandan el tasador que tarda siete días en llegar tasación al banco. Una vez que llega la tasación hacen la adjudicación, recién entonces designan al escribano y se hace la escritura. Esto demora entre 90 y 100 días”, detalló.

Al respecto, dijo que el Centro de Corredores Inmobiliarios mantendrá la semana que viene una reunión con el presidente del Banco de la Nación, Javier González Fraga, para “analizar la posibilidad de que los corredores hagan precalificación del cliente, a través de un software, lo cual permitiría ganar 21 días en la operatoria”.

Matías Botello, director comercial de Fraher Group, aseguró que ‘’el ingreso de nuevos consumidores al mercado viene ligado a las posibilidades de financiamiento ya que, la nueva línea de créditos hipotecarios en UVAs está facilitando a mucha gente el acceso a su vivienda’’.

Sin embargo, para Botello, la gran incógnita será ‘’la evolución de las cuotas ajustadas por UVA en relación al comportamiento de los salarios y a su vez, el nivel de precios de los inmuebles que está siendo impulsado a la suba, principalmente por la evolución de los costos de construcción y los transaccionales’’.

Al respecto, Pepe aseguró que “esto no es la (polémica Circular) 1050 que realmente fue un desastre para el país en ese momento (durante la década de 1980). Ahora, cuando aumente la inflación, si la cuota supera el 25% del sueldo del grupo familiar tomador del crédito, esa cuota no aumenta sino que el aumento se pasa al final, se extiende el plazo”.

También observó que “el efecto Temer le hace temer a la gente por el aumento del dólar. Hay situaciones de la economía nacional y mundial que afecta también a los créditos y la voluntad de la gente de tomarlos”.

Los operadores del mercado coincidieron además en el impacto del sinceramiento fiscal sobre el sector y en que los precios de las propiedades sufren una tendencia alcista frente a una demanda ampliada.

Botello dijo que “la demanda está ampliada y el mercado de oferta deberá reaccionar para producir los metros de viviendas que estos nuevos compradores estarán demandando, mediante el desarrollo de nuevas urbanizaciones y zonas geográficas que permitan convalidar los precios que estos pueden convalidar’’.

En materia de valores, dijo que “en el último semestre, los precios tuvieron una recorrida alcista cercana al 11% en los productos que comercializamos y el blanqueo de capitales dió lugar al ingreso al mercado de nuevos inversores y pequeños ahorristas que pueden hacer uso del colchón’’.

A su turno, Damián Garbarini, director en Garbarini Negocios Inmobiliarios, sostuvo que ‘’el blanqueo produjo el acercamiento de los oferentes a los brokers inmobiliarios”.

En cuanto a las consultas, según Diego Migliorisi, socio gerente de Migliorisi Propiedades, ‘’se incrementaron tanto para compras por crédito como compras en efectivo’’.

Para Botello, las consultas “se han repartido entre inmuebles usados y a estrenar en una forma equilibrada ya que las personas buscan un resguardo de sus ahorros’’ y añadió: ‘’la venta en pozo presenta una demanda firme y en crecimiento, ya que están ingresando nuevos inversores al mercado’’.

Ricardo Mataloni, director comercial de Vitrium Capital, indicó que se observan a los mismos inversores de siempre, pero ‘’ahora con más dinero debido al blanqueo’’ y agregó que hay un público que sólo estaba acostumbrado a realizar inversiones inmobiliarias fuera del país pero que ‘’ahora también evalúa hacerlo en la Argentina’’