" /> Créditos hipotecarios impulsan al sector inmobiliario |

Créditos hipotecarios impulsan al sector inmobiliario

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

El último anuncio del presidente Mauricio Macri, sobre una nueva línea de créditos hipotecarios de la mano del Banco Nación, generó una inyección de entusiasmo en el mercado inmobiliario. A esto se suma el flujo de dinero que significó el blanqueo de capitales y a la llegada de diferentes líneas hipotecarias accesible. Los números ya reflejan una mejora en el sector. Según los datos relevados por el colegio de escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, en febrero la cantidad de escrituras firmadas creció un 56,9% respecto de un año antes.

El ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, destacó el lanzamiento de la línea de créditos hipotecarios a 30 años y sostuvo que el objetivo del gobierno es “seguir haciendo viviendas sociales para el sector más bajo de la población y a la vez dar más créditos hipotecarios. Además agregó: “Nos preocupa el déficit cuanti y cualitativo en materia de viviendas, centralizamos la política para el sector con la incorporación del Pro.Cre.Ar a la órbita del Ministerio del Interior. Tenemos que seguir haciendo viviendas sociales para el sector más bajo de la población, y a la vez dar más créditos hipotecarios y aprovechar las herramientas que nos pueda brindar el sector privado”.

Los proyectos pueden tener un presupuesto de obra de hasta $ 1.100.000 y la tasa anual de interés es de entre el 4,5% y el 7,8%. Además, para las familias con hijos, el Estado nacional otorgará un subsidio no reembolsable de hasta $400.000. “El período de inscripción durará aproximadamente un mes. Esperamos todos que tengamos el mismo éxito que tuvimos con el Pro.Cre.Ar de adquisición de vivienda nueva o usada donde tenemos más de 150 mil inscriptos después de haber tenido más de un millón de solicitudes”, señaló Frigerio.

Las líneas de créditos anunciadas el año pasado fueron el gran motor del mercado inmobiliario. “El anuncio de UVA o UVI, es decir unidades de cuenta ajustadas por inflación o costo de construcción, con plazos que llegan hasta los 30 años es una gran noticia para el sector y para la sociedad en conjunto. El impacto, si bien aún es incipiente, ya se aprecia en el aumento de la proporción de escrituras con hipoteca en la Ciudad de Buenos Aires por ejemplo, que en los últimos dos meses ha crecido significativamente”, sostuvo Gustavo Llambías vicepresidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda y socio de la desarrolladora Real Estate Developers (RED).

INMOBILIARIAS

Desde el mercado inmobiliario aseguran que el número de transacciones creció considerablemente en el primer trimestre del año; “8 de cada 10 consultas que recibimos son para comprar una propiedad a través de los créditos hipotecarios, el año pasado ese número era sólo 3 de cada 10″, explicó a Ámbito Financiero, el agente inmobiliario Diego Migliorisi. Además remarcó que con el nuevo anuncio del Banco Nación la expectativa es aún mayor. “Desde la semana pasada no paramos de recibir llamados, la gente quiere interiorizarse y se sienten tentados por el hecho de que pagarán de cuota lo mismo que hoy pagan de alquiler”, concluyó Migliorisi. De hecho, esto también se refleja en la oferta este año el 70% de las ofertas publicadas -según datos de Properati- son para la venta mientras que sólo un 21% son para alquiler y el 9% restante para la renta temporaria. Números que hace solo un año se veían invertidos.

Si bien ya se respira un aire renovador entre los agentes inmobiliarios y ya se vislumbra una mejora en el número de escrituras, lo cierto es que todavía se está lejos de los números deseados. “Todavía no podemos hablar de una reactivación plena, pero hay más proyectos por parte de desarrolladores, incluso de nuevos tipos de emprendimientos, y más consultas y movimiento por parte de propietarios y consumidores finales”, indicó Roberto Ledo, director ejecutivo de la inmobiliaria Bullrich. Aunque desde el sector celebran el lanzamiento de diferentes líneas de créditos hipotecarios, todos coinciden en que es necesario controlar la inflación. “Todavía resta estabilizar nuestra moneda para que los costos de construcción no crezcan constantemente y, en consecuencia, las cuotas de los créditos. De esta forma, la economía argentina ofrecería mayor confianza y seguridad financiera. En la medida en que tengamos estabilidad, más argentinos se van a animar a obtener un crédito”, agregó Ledo.

“Por el momento, el impacto de los créditos es claro en el usado, dado que las unidades están disponibles para hipotecar por ser preexistentes. Sin embargo, los nuevos proyectos en curso tomarán en cuenta la disponibilidad de crédito y ajustarán su oferta a un mercado largamente desatendido, como es la vivienda para clase media”, explicó Llambias. Eso llevará actividad a zonas que se han mantenido estancados por la falta del crédito para el público de clase media y que no resultaron atractivos para los proyectos de alta gama y de lujo que eran los únicos en desarrollo hasta ahora que apuntaban a un sector de la población capaz de pagar una unidad sin la ayuda de créditos.

CONSTRUCCIÓN

Según los últimos datos relevados por el INDEC, el costo de la construcción subió en febrero -último mes relevado- un 1,7% lo que hizo que el primer bimestre cerrará con un alza del 4,2%, mientras que en los últimos doce meses marcó un incremento del 32,8%. Estas considerables alzas han generado que la construcción privada no creciera lo esperado con respecto al año pasado. “Las perspectivas son muchos mejores ahora. La reactivación del crédito hipotecario va a permitir no sólo que haya préstamos para los consumidores finales, sino también un crédito intermedio para el desarrollador, que se puede ir cancelando con las ventas de unidades. Esta es una muy buena noticia para el mercado inmobiliario, va a reactivar la construcción y, por ende, la demanda”, concluyó Ledo.

Todos los especialistas coinciden que al incrementarse el costo de la construcción, se incrementa el precio del m2 en dólares para la compra de un inmueble. De hecho, la variación anual -según el índice privado de Properati en CABA- fue de un 14, 3% en marzo y se espera que con la reactivación de los créditos y la mayor demanda de inmuebles, los precios continúen en alza durante todo el 2017. Hoy el precio promedio en la capital es de U$S 2.800, un 1,2% más que en enero.

“Hoy existe mucho stock de inmuebles a estrenar porque venimos de cuatro años en donde se producía pero no se vendía, pero con los nuevos créditos destinados para la construcción creemos que habrá nuevos desarrollos por lo que el stock se irá removiendo. Los precios se van a ir acomodando según este movimiento”, concluyó Migliorisi.

 

FUENTE : http://www.ambito.com/879051-creditos-hipotecarios-impulsan-al-sector-inmobiliario