" /> Un giro necesario para el sector 20-12-2014 |

Un giro necesario para el sector 20-12-2014

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

REFLEXIONES

Un giro necesario para el sector

Los players tienen la palabra: reflexiones y la mirada de los referentes de la actividad tras un año complicado aunque mantienen el optimismo apostando al Real Estate

Gonzalo Monarca (Grupo Monarca): Si los argentinos nos uniéramos y construyésemos un país confiable, bien alimentado y educado, seríamos unos de los grandes emergentes de latinoamérica, tenemos todo para serlo, sólo nos falta asociarnos.

Toribio Achával (Toribio Achával Propiedades): Veo un panorama complicado, con influencias de la realidad política nacional. Vislumbro cambios en el sector de los inmobiliarios que indudablemente se reflejarán en el mercado.

Carlos de Narváez (Ribera Desarrollos SA): Esperamos un año similar a 2014, que para nosotros fue muy bueno, con el agregado de las expectativas que se generaron en los últimos meses con el incremento de la operatoria de los cedines.

José Azpiroz Costa (Inmobiliaria Bullrich): El año próximo trae expectativas de cambio. En 2014 se sintió el rigor del cepo. Esperamos que se reactiven las operaciones inmobiliarias. Como siempre, el que apueste al ladrillo ganará.

Iván Achaval (Achaval Cornejo): Este año ha sido muy complicado y trabajamos de manera diferente. Fuimos más creativos.

Roberto Tizado (Tizado Propiedades): El 2015 será un año donde se definirán los cambios para el futuro, y a medida que avancen el mercado retomará vitalidad, debido a las expectativas que genera todo cambio.

Alejandro Ginevra (Gnvgroup): El año que finaliza cerró positivamente y con récord de ventas. Los tres edificios Harbour House y World Trade Center 3 y 4, se vendieron en su totalidad. El próximo año será igual.

Jorge Toselli (JT Inmobiliaria): Con sólo tocar algunas variables económicas y con un dólar estable el precio de los inmuebles caerá entre un 10 y un 15%. Esto incentivaría la compra de propiedades y generará una leve reactivación.

Daniel Salaya Romera (Salaya Romera SA): Soy optimista. Tengo la certeza de que el mercado inmobiliario en 2015 tomará fuerza, tanto en la cantidad como en la recuperación de precios. Todo hace suponer que el año próximo será positivo.

Roberto Ledo (Inmobiliaria Bullrich): El 2015 creo que será un año de inversión mayorista; los mercados se anticipan. Los inversores se posicionarán en inmuebles que permitan desarrollos.

Armando Pepe (Armando Pepe SA): El primer semestre será igual que el año anterior. El sol para la actividad inmobiliaria volverá a salir en julio/agosto, cuando el panorama político se aclare. De a poco la demanda retenida se volcará a la compra de inmuebles.

Mabel Korn (Korn Propiedades): Esperamos que llegue la confianza; una palabra clave para el crecimiento. Ya se observa mayor interés en los terrenos, algo que augura un 2015/16 más activo; los departamentos usados viven una marcada recuperación.

Martín Mieres (Mieres Propiedades): Para 2015 soy medianamente optimista, como lo fui este año. Los brokers nos enfrentamos a un desafío, la gente no quiere comprar inmuebles, sino que hay que vendérselos. El esfuerzo es doble y se hacen la mitad de las operaciones.

Santiago Zorraquín (Estancias del Pilar): Gran parte de los inversores y usuarios esperan las próximas elecciones. Los candidatos presidenciales estarán obligados a poner reglas claras que permitan mirar a un horizonte de inversión al menos de mediano plazo.

Maximiliano D’Aria (D’Aria Propiedades): “El próximo seguramente no será un año fácil, dada la incertidumbre que toda elección presidencial genera en la gente. A partir del segundo semestre, una vez terminadas las PASO se debería sentir un cambio, es decir: se espera un notorio crecimiento en la actividad inmobiliaria.

Carlos Spina (Argencons): Calculo que el sello de 2015 será la incertidumbre y seguramente sufriremos algún que otro susto. Una vez definidas las PASO, el panorama puede llegar a acelerarse. De ser así es factible que los inversores dinamicen un poco el segundo semestre.

Federico Weil (TGLT): El desarrollo inmobiliario nos demanda imaginar espacios, estructurar negocios, transmitir una visión y hacer previsible lo difuso. El año venidero requerirá, a quienes aún seguimos en estos desafíos, una dosis aún mayor de destreza y tenacidad.

Manuel Mel (Mel Propiedades): El mercado interno estará más estable, ya que posiblemente baje la incertidumbre del dólar, esto generaría cambios positivos. Estamos esperanzados en el movimiento que se logrará en el mercado local en todos los rubros, incluido el mercado inmobiliario.

Diego Migliorisi (Migliorisi Propiedades): Mi sensación es que no va ser un año peor al 2014, quizá con crecimiento en algunos segmentos como la venta de terrenos para la construcción, la vivienda multifamiliar. El mercado inmobiliario, y el de la construcción tiene mucho por hacer y desarrollar.

Javier Rius (Ayres Desarrollos): El año próximo llevará el sello electoral, el público en general estará expectante y habrá demasiadas inversiones, por lo menos en el segundo semestre del año. En cuanto al rubro inmobiliario, entendemos que va a haber movimiento hasta mayo.

Sebastián Sosa (RE/MAX Argentina y Uruguay): Habrá inestabilidad política-económica y eso impacta la toma de decisiones de la gente. Los precios de las propiedades no deberían sufrir mayores modificaciones. Para mí hay dos factores a tener en cuenta: inflación y volatilidad de la moneda, que repercuten directamente en nuestra actividad.

Mariano Oppel (Oppel Inmuebles): Deseo para este 2015 que “alguien” comprenda que es imprescindible desenredar toda esta maraña de restricciones para que comprar, vender, ahorrar, pagar y cobrar vuelva a ser fácil y posible. Apenas se normalice el mercado, toda la demanda contenida se reflejará en nuevos proyectos.

Andrés Kalwill (Grupo Alvear): No será un año fácil. Es un período de transición con más interrogantes que respuestas. Confiamos en que a partir de 2016 tendremos un panorama más claro, con mayor previsibilidad. No obstante miremos la mitad del vaso llena y no la mitad vacía.

Verónica Posse (La Providencia Resort & Country Club): El próximo año será un nuevo desafío para el mercado de bienes raíces. Pese a las dificultades que representa todo año electoral, el público se interesará por nuevas inversiones y se refugiará en el ladrillo. Para nosotros será un tiempo de crecimiento.

Hernán Moyano (Hernán Moyano SA): En lo que se refiere a las oficinas creemos que habrá movimiento, hay algunos bancos nacionales interesados en la adquisición de inmuebles preferentemente con renta- mediante el pago con pesos y/o títulos públicos.

Ramiro Julia (Taurus Americas): El que viene será un año bisagra. Una oportunidad en sí misma. Debemos sentar las bases de la prosperidad. Mucho trabajo y buenos negocios deberán pasar para poder decir que alcanzamos el éxito.

Carlos D’Odorico (SOM): Muchos, en 2015, empezarán a tomar decisiones vinculadas con la inversión. Y una de las, mejores alternativas son los ladrillos. El mercado tiene una demanda contenida desde 2012. En el SOM trabajaremos con el entusiasmo de siempre.

Cristian Weiss (Castro Cranwell & Weiss): Durante 2015 se confirmará en el mercado de las oficinas la tendencia que se acentuó durante el cuarto trimestre de este año, donde se incrementaron las consultas y se cerraron una mayor cantidad de contratos.

Carlos J. Puente (Puente Inmobiliaria): La actividad inmobiliaria dependerá de lo que ejecute el Gobierno; si hay una plan económico que estabilice la moneda y haga ceder la inflación el panorama será positivo, pero si la propuesta es continuar como estamos hoy.

Diego Cazes (L.J. Ramos): Auguramos un repunte de la actividad. Pensamos que los valores de las propiedades aumentarán un poco más; si nos comparamos con otros países de la región veremos que todavía no alcanzaron su techo.

Francisco Balsano (Balsano Propiedades): Somos optimistas. En la Argentina, siempre a cada recesión prolongada coma la actual (fruto de desacertadas políticas económicas, como el cepo cambiario), le siguió una reactivación del mercado.

Gladys Romero Areco (Kantai SA): En 2014, más allá de las crisis y de los temas económicos nacionales, el que puso su dinero en ladrillos pudo resguardar su capital. En el año que está a punto de comenzar el ladrillo será -como es habitual- un refugio seguro para ahorristas e inversores..

http://www.lanacion.com.ar/1753976-un-giro-necesario-para-el-sector