" /> Por qué una resurrección artificial y anticipada del mercado inmobiliario cortaría el grifo del crédito a otros sectores |

Por qué una resurrección artificial y anticipada del mercado inmobiliario cortaría el grifo del crédito a otros sectores

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

“si la gente entiende que su situación financiera es mejor y que su vivienda tiene un valor mayor, serán más proclives a salir y gastar. eso es lo que creará la demanda que las empresas necesitan para invertir y contratar”. hace poco más de un año, el presidente de la reserva federal estadounidense (fed), ben bernanke, afirmaba que una revalorización de los activos inmobiliarios en manos de los estadounidenses provocaría un efecto positivo sobre la economía con mayor consumo y más empleo

sin embargo, ese incremento de valor por el que abogaba bernanke hace apenas 12 meses podría tener un efecto pernicioso en la economía a largo plazo. al menos eso es lo que afirma un estudio elaborado por profesores de las universidades estadounidenses de wharthon y la southern methodist university y que advierte de que “el incremento del valor de los activos de un mercado, como el hipotecario,provoca que se recorten los recursos a otros sectores, como los créditos a empresas comerciales”

además, los autores del informe ‘¿tienen efectos negativos reales las burbujas de precios?’, que analiza la evolución de la actividad bancaria en eeuu entre 1988 y 2006, afirman que este impacto negativo “tiene un efecto aún más fuerte cuando las compañías se encuentran en dificultades financieras –como en la actual coyuntura–, porque los bancos dejan de prestar a las empresas para centrarse en activos más efervescentes, como las hipotecas

desde el inicio de la crisis, tanto la fed como el banco central europeo (bce) han tratado de mantener los tipos de interés artificialmente bajos durante un largo período de tiempo para tratar, entre otras cosas, de revivir el mercado inmobiliario

el espejismo del ‘efecto riqueza’

la idea detrás de esta política económica basada en el ‘efecto riqueza’ es que una revalorización de los activos inmobiliarios en manos de particulares avale su capacidad de endeudamiento y estimule las compras. además, precios más altos incitan a aumentar la construcción de nuevos inmuebles, lo que tiene un efecto directo y casi inmediato sobre el crecimiento del producto interior bruto(pib)

“hemos observado que en las zonas en las que se registraron mayores incrementos de precios, los bancos aumentaron el número de préstamos hipotecarios en detrimento de la financiación a empresas, que quedó en un porcentaje mínimo sobre el total de sus activos”, aseguran

según advierte el informe, “concentrar únicamente en la revalorización de los precios de los activos inmobiliarios sería decisión errónea porque va en perjuicio de la financiación de las empresas y esta circunstancia daña a toda la economía”

sin financiación no hay crecimiento

de hecho, los últimos datos publicados por el banco de españa revelan que la financiación de empresas no financieras cayó un 9,4% interanual en agosto. el saldo de préstamos de entidades de crédito residentes en españa a compañías y autónomos se situó en agosto de 2013 en 669.653 millones de euros mientras en agosto de 2012 fue de 792.990 millones de euros, lo que supone 123.337 millones de euros menos en préstamos en solo 12 meses

esta circunstancia, aplicable también a estados unidos, contradice las recomendaciones de los autores del estudio que afirman que “las empresas deben tener mayores, y no menores, oportunidades de conseguir financiación para que se pueda logran un mayor rendimiento de las propiedades inmobiliarias y crecimiento económico”